Sacerdote de 59 años


Según el medio digital “TODOPROVINCIAL” en Argentina un sacerdote identificado como Eduardo Lorenzo de 59 años decidió quitarse la vida de un disparo en la cabeza luego de enterarse que sería sometido a la justicia por actos indebidos dentro de la iglesia a la cual pertenecía en Argentina, cuando las autoridades correspondientes fueron a la habitación del sacerdote, El sacerdote estaba acostado en el suelo de su habitación, con un arma a su lado.


Sin embargo, Lorenzo, acusado del delito de abusar, no iba a ir preso todavía. Es que, paralelamente, Alfredo Gascón, abogado defensor del cura, que fue capellán en el Servicio Penitenciario Bonaerense, había presentado un pedido de eximición de prisión a Garmendia, quien en el mismo fallo en el que ordenó detener al sospechoso rechazó este requerimiento. 


Volvemos y repetimos que ya los tiempos han cambiado, con sus hijos no confié en nadie, enséñele a no dejarse llevar por la palabra de adultos que no sean sus padres, la situación está muy crítica a nivel mundial, usted no sabe cuál es el pensar del amigo o vecino.