Su madre la dejo encerrada por 8 días y murió de hambre

En Japón una joven de 24 años identificada como Saki Kakehashi dejo a su hija de tan solo 3 años encerrada en su casa por 8 días para irse a visitar a su novio, el reporte médico ósea la autopsia indica que fueron varios los factores que le causaron la muerte a la niña. Entre los factores están deshidratación severa y falta de alimento. La niña tenía por nombre “Noa”.

La joven de 24 años fue apresada y puesta bajo la disposición de la justicia. En el interrogatorio la joven expresó que ella amaba a su hija, que esa niña era la luz de sus ojos, que la amaba con todo su corazón y que su intención nunca fue hacerle un daño, ella expresó que dejo alimentos sobre el piso y que pensaba que la niña se alimentaria sola cuando le diera hambre.